lunes, 21 de febrero de 2011

Residente

No vos,
Yo me siento muy bien, aunque me pique el cuerpo,
vos no quisiste poner ese espiral,
Y bueno,
los mosquitos,
Ya sabes como es esto.

Qué querés que te diga si mi paraguas no te conmueve,
si las diéresis que siempre pensé agregar,
hoy fueron la guarnición de tu almuerzo mientras viajabas a provincia

De todos modos, pienso quedarme hasta el mes de agosto, viviendo en tu capital,
En la capital de tu abdomen ínfimo,
En la capital de tus tobillos parecidos a las piedritas que visité en enero
Como esa que me clavé en uno de mis dedos, insultando a los cuatro vientos

1 comentario:

Leandro Von Aschenbach dijo...

Tus poemas son buenísimos, me gustan mucho. Saludos.