jueves, 5 de junio de 2008

NOSFERATU

estaba semi despierta/ semi dormida
mis sentidos no me pueden decir cuál es esa realidad

así que no se cómo estaba realmente

él me acariciaba un mechón de pelo, justo el más rubio
y después aparecía yo misma corriendo y bajando a toda velocidad una escalera caracol pero no era tan caracol, más bien era una escalera de edificio

a mí me gustaba dar un salto con los dos pies en el último escalón de cada piso.

pero no había luz,
me daba mucho miedo, y no la podía encontrar

una bestia rugía y me perseguía escaleras abajo

y de pronto... de verdad (eso sí estoy segura), miré a mi persiana

y dije "todavía no me dormí"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no querés soñar?
en los pasillos de cristal que fueron caminados por tus piés y por tu sexo, que vieron tu dolor y tu piel, que en el antes del ayer quisieron morir y renacer contra todos los males de este mundo y darle sonrisas al que se anime a acercarse. y que cuando me acerques, te acerques a mí.

beso
si...

Anónimo dijo...

adivinaste!

miedo?

¿a qué?

sentir?

VOS sentis?

ó solo ruido?

Cintia C. dijo...

Nosferatu!! PE-LI-CU-LÓN (veo esta palabra y es bastante horrenda, no?). Lindo, muy lindo este texto, Caro. Me encanta el caos y el terror que transmite. Brillante!

Anónimo dijo...

me pone nerviosa