miércoles, 13 de mayo de 2009

Hermoso día feo

Que lindo cuando me prometiste lloverme toda,
si tan solo bastó que me hagas acordar de ese frío que empuja las hojitas amarillas como una alfombra larga que va de esquina en esquina y duerme abajo de los autos,
y que juramos no ponernos locos el día que nos toque ponernos un abrigo, después de tanto tiempo.

Yo espero que me lluevas otra vez, pero sobretodo que me lluevas torrencialmente, si es posible con truenos que asusten a la gente,
nada de lloviznas finitas (aunque debo confesar que me hacen reír tímidamente).

Es un ida en vuelta en colectivo, del centro hasta mi habitación,
y las nubes se ponen tan grises, tan tupido, tan denso, a punto de vomitar un gris oscuro, que están esperando a que llegues, para relajarse y lloverme. Lloverme adentro de casa. Lloverme en mi habitación.

Lloverme incluso hasta dentro del placard. Lloverme sobre los brazos, lloverme sobre mi estómago, pero bien adentro mío.

4 comentarios:

Un tal Ernesto dijo...

Que linda la lluvia y que se meta en tus palabras, mejor todavía...

Caro, soy un asiduo visitante de este blog y me gustaría que te pegues una vuelta, me acabo de animar a tener mi propio espacio por estos pagos...

Un abrazo

Gonzalo dijo...

Cuando nos dábamos abrazos de amor, clavándonos puñales de mentirita debido a tanto venenito tuyo... ¿vos ya pensabas/escribías estas cosas?
Porque de ser así, voy a lamentar por siempre no haber usado un buen cuchillo debido a tu egoísmo...

Un beso y pasate

Un tal Ernesto dijo...

Buenísimo, gracias por tu firma, Caro. Yo también te tengo en los blogs favoritos para estar atento a tus novedades...

Beso

Fernando dijo...

Sos una tierna, pero si te llueve en la ropa con el frío que hace después no tenés ropa seca y hace frío... no sé que se yo, digo, me parece, pensalo. De última que te llueva en todas partes pero no necesariamente en el placard también. ¿no?
ja
Y vos también escribí más que sos re vaga y escribís cada 4 meses!
Beso